Píldoras de Historia

San Bartolomé en Frama 1918

24-8-1918

"El atrayente programa de festejos que el pueblo de Frama se trazó para honrar a su Patrono el día 24 de los corrientes, me llevó a aquella simpática localidad en ese día (a pesar de que ya voy perdiendo el buen humor), dispuesto a echar la consiguiente escarpiná en honor a Terpsicore y a pegarle unas mangas a mi buen amigo y compañero el incansable S. Gil.

Componían la Comisión de festejos los señores don Gabriel García Maroto, don José Pablo Fernández Cavada y repetido don Santiago Gil, cuyo triunvirato se hizo acreedor por diligencia, unanimidad y ejecución de todas las partes del programa al más entusiasta de los aplausos y amplio voto de gracias.

La fiesta religiosa el día del Santo estuvo espléndida, oficiando en la Misa el virtuoso párroco, señor Barredo, y asistiendo de diácono y subdiácono el hermano del celebrante, don Eduardo, y don Ignacio Rodríguez. El no haber podido llegar con tiempo a Misa, me impide reseñar el elocuente sermón pronunciado en su hora, y por la misma causa tampoco diré nada del incidente ocurrido dentro del templo por el acompañamiento de gaita en la Misa y toque de la Marcha Real al alzar en honor al Rey de los reyes.

El numerito que se lleva en esta región más romeros es el del Concurso de bolos, y cómo sería el de Frama, que se inscribieron y disputaron los valiosos premios ¡diecisiete partidas!, lo que jamás aquí se vió; este ha sido el Concurso más numeroso que se ha celebrado en Liébana. Ah! No quiero se me olvide hacer constar que no hubo partida de la villa de Potes.

Ganaron el primer premio jugadores de Cillorigo, cuya partida la componían Emilio Riaño y su hermano Francisco, Julián Monasterio Soberón y Benjamín Bada.

El segundo se le conquistó otra partida de Cillorigo, compuesta por don Julián Revillas, su hermano Sergio, don Julián Monasterio (maestro de Tama) y Jacinto N.

El campeonato para el que hiciere más palos, nos le disputamos entre unos setenta jugadores y nos le ganó con gran ventaja don José González Parra, párroco de Luriezo, que tiró con sus cuatro bolas 29 palos, cuatro más que ninguno de los restantes, a cuya cabeza iba con 25 bolos don Julián Revillas, párroco de Tama. El campeón fue por todos aplaudido y felicitado.

El premio de un hermoso gallo para la partida que menos palos hiciera, le correspondió a una de Frama, capitaneada por Gerardo Cuevas.

La cucaña acuática fué ganada por el joven Hipólito Campollo, quien se dió más baños que un pato a orillas del Deva. La cucaña vertical se hizo imposible, a pesar de los varios trepadores que se acercaron a probar el sebo.

No recuerdo quienes ganaron los premios de la carrera en sacos.

El premio de baile a la mejor pareja, les fué otorgado a Victoriana Báscones y Felipe Allende, de Armaño; habiéndose concedido cuatro premios más a otras tantas parejas, que danzaban como profesionales, debido a la generosidad de los expléndidos patricios don Ambrosio Diez y don Nolberto Cabeza.

Hubo cine Baccari, que hizo las delicias de la chiquillería y personas mayores, turnando con el gaitero, que lo era el afamado Manolo el de La Portilla (a) «el Incansable», quien en todo momento y con esa gracia que Dios le dió, ejecutaba la pieza que venía en gana a la Comisión o suplicaba algún amigo digno de ser atendido.

Lo más grande, lo que más celebró el reporter, fué la carrera de cintas en burro; yo creí desternillarme de risa. Tres niñas de lo más modesto del pueblo y de lo más heterogéneamente ataviadas, componían la presidencia, y solo viéndolo puede concebirse lo grande del paseo, precedidas de la música y seguidas de numeroso público. Los incidentes de la carrera de burros de ambos géneros también nos hicieron reir un rato. Las presidentas, Elena Báscones, Obdulia Santiago y Beatriz García, fueron obsequiadas con Jerez y pasteles por la Comisión.

Pablo."

LA VOZ DE LIÉBANA, 5/9/1918

Nota.- Cine Baccari fue una sala de cine inaugurada en Torrelavega en 1911. Es posible que realizara proyecciones ambulantes.

También en esta sección: