WWW.VALLEDELIEBANA.INFO | Revista digital de LIÉBANA, Paraíso natural en Cantabria |

¡Pulse, para ampliar!Las nubes que esconden el Sagrado Corazón

Desde 1900 una imagen corona la cumbre a la que, desde 1960, miles de romeros suben cada cinco años.
Más de mil devotos celebraron ayer una romería en el Pico San Carlos, a 2.212 metros

Es la romería más alta de la tierruca. El Pico de San Carlos está situado a 2212 metros de altitud y ayer, como cada cinco años desde el año 1960, miles de personas subieron hasta allí para para celebrar la fiesta en honor del Sagrado Corazón, cuya imagen está allí desde el año 1900. Los romeros, procedentes de la comarca lebaniega, el resto de Cantabria y de diferentes comunidades autónomas, llegaron a la cumbre para disfrutar de una fiesta extraordinaria y de un maravilloso paisaje, con un mar de niebla espectacular sobre la comarca de Liébana y las cumbres de la Cordillera Cantábrica.

Desde primeras horas de la mañana, miles de devotos y montañeros acudieron a la fiesta por pistas y caminos de acceso al Pico San Carlos, principalmente, por Bejes, ascendiendo a Ándara; por el Jitu Escarandi y Canal de las Vacas, también a Ándara, y por la dura Canal de San Carlos, desde el puerto de Trulledes. Muchos vehículos todoterreno subieron hasta Ándara, desde donde se inició andando la subida hasta la cumbre del pico, por la mayoría de romeros y devotos. En la campa había tiendas de campaña de las personas que habían hecho noche.

En una mañana en la que, a primeras horas, la espesa niebla no dejaba ver el hermoso paisaje de Picos de Europa. A medida que se ascendía, la niebla se fue abriendo para mostrar un espectáculo maravilloso de mar de nubes sobre el horizonte. Gente de todas las edades llegó hasta el pico, desde niños de apenas un año, hasta dos ancianos de Bejes de 86 años.

Entre los más pequeños que subieron este año, se encontraba Ándara Sánchez Allende, de 17 meses, que sonriente subía a vivir su primera experiencia a la fiesta del Sagrado Corazón. Sus padres, Carlos y Teresa, vecinos de Colio, se sentían «radiantes y felices de subir a nuestra hija hasta la cumbre». También, Clara, de diez meses, hija de Paco y Noelia, de Santander, también subía a la cumbre, dormida, metida en una mochila que llevaba su padre a los hombros. Un grupo de jóvenes lebaniegos del Club Ciclista Liébana subió al pico en bicicleta desde Potes, por Cabañes y Bejes. Igualmente, una representación de la Asociación de Lebaniegos de Torrelavega no quiso perderse la celebración.

Antes de comenzar la misa, el grupo lebaniego El Escañetu amenizó con música y canciones la llegada de los romeros, así como el sonido del bígaro. Junto a la imagen del Sagrado Corazón, las banderas de España, Cantabria, Cillorigo de Liébana, Camaleño y el lábaro ondeaban al horizonte. Entre las autoridades que acudieron a la fiesta en la cumbre se encontraba Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria; Miguel Ángel Palacio, presidente del Parlamento de Cantabria; el consejero de Obras Públicas, José María Mazón; el presidente del PP en Cantabria, Nacho Diego; los alcaldes de Cillorigo de Liébana y Potes; el concejal de Santander Santiago Recio y el portavoz del PP en el Parlamento de Cantabria, Francisco Rodríguez; el director del Parque Nacional de Picos de Europa, Rodrigo Suárez, y la sargento del puesto de la Guardia Civil de Potes.

A las doce del mediodía comenzó la ceremonia religiosa, que ofició el arcipreste de Liébana, Elías Hoyal, junto al sacerdote Ernesto Bustio. Tras cantar la Salve, los romeros bajaron a comer al Collado de San Carlos, al puerto de Trulledes o a la Vega de Ándara. En la Vega actuó el Coro Valdebaró y el grupo Tane; el Ayuntamiento de Cillorigo invitó a los romeros a un aperitivo, y los grupos familiares se sentaron a comer por la campa de Ándara, entre una espesa niebla que ya fue constante durante toda la jornada. La fiesta concluyó con una verbena amenizada por Peña Sagra y sus teclados, en la localidad de Bejes.

El presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, destacó que la fiesta del Sagrado Corazón «es un clásico que combina la fe y el amor a la montaña. Es una extraordinaria fiesta. Tengo 68 años y espero poder subir un par de veces más. Es una terapia subir aquí. El que no haya subido nunca no imagina lo que uno recupera respirando este aire y conviviendo con gente en armonía y amistad». También Miguel Ángel Palacio, presidente del Parlamento de Cantabria, se mostró muy satisfecho «por contemplar en un día espléndido un paisaje espectacular de Picos de Europa». El presidente del Parque Nacional de Picos de Europa, Rodrigo Suúrez, señaló que «el Parque Nacional tiene entre sus obligaciones favorecer las fiestas tradicionales, por lo que varios responsables del Parque hemos subido al Pico San Carlos». La fiesta fue un éxito aunque las nubes se empecinaron en esconder el pico.

Una fiesta de 110 años de historia

El 18 de septiembre de 1900, por iniciativa de Tomás Barrio González, vecino de Madrid y natural de Buenavista (León), la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, de un metro de altura, se colocó sobre un pedestal de mampostería en forma de cono truncado, de dos metros y cincuenta centímetros de altura. Sobre esta estructura se colocó, además, una columna de hierro fundido de un metro de altura.

La idea contó con el apoyo de Tomás del Corral, arcipreste de Liábana, y párroco de Dobres, quien se unió al resto de párrocos y alcaldes para llevar a cabo el proyecto. La imagen quedó orientada al Este, con una ligera inclinación hacia Liébana. Ese año se celebró una gran peregrinación al Pico, y la misa fue oficiada por Marcelino de la Paz, jesuita, Hijo Predilecto de Potes.

En la placa de hierro se colocó la inscripción: "Homenaje de Liébana al Corazón de Jesús, año 1900". Desde entonces, se celebró la fiesta cada diez años, hasta que en el año 1960, siendo alcalde de Cillorigo, Victoriano Cuevas, se decidió que la fiesta se celebrase cada cinco años, como se sigue haciendo en la actualidad.

Nueva imagen y dos muertos

En el año 1995, el Ayuntamiento de Cillorigo de Liébana, decidió en un pleno celebrado el 25 de abril, restaurar la imagen, pero los expertos no lo aconsejaron, ya que por efecto principalmente de los rayos, presentaba un deficiente estado, y le faltaba el brazo izquierdo. Fue entonces cuando se encargó hacer una nueva imagen al escultor Ruiz Lloreda, que costó 350.000 pesetas.

En el mes de julio de 1995 fue colocada en la cumbre del Pico San Carlos la nueva imagen y la anterior se colocó en una de las salas expositivas del Centro de Visitantes de Sotama, del Parque Nacional de Picos de Europa. La nueva, de 90 centímetros de altura, es de bronce, pesa 50 kilos y fue fundida en Madrid.

La subida a la fiesta del Pico San Carlos del día 6 de agosto de 1995 se tiñó de luto por el fallecimiento de dos personas que acuíían a la fiesta, y cuyo coche se precipitó por un barranco en la subida hacia el puerto de Trulledes. Fue la nota trágica a 110 años de historia, donde hubo siete celebraciones desde 1900 hasta 1960, que se conmemoraba la fiesta cada década, y diez celebraciones más, desde esa fecha hasta la actualidad, que se celebra la fiesta cada cinco años.

2-8-2010 - PEDRO ÁLVAREZ | Fuente: El Diario Montanés

Leer + (reportaje San Carlos 1900)

Google

anuncios


Meteo en Liébana

El tiempo en todo el Valle

En Meteocantabria


Webcam de Liébana

Webcam en Potes

Webcam en El Cable (Estación Superior del Teleférico de Fuente Dé)


Estado de las carreteras

Estado de las carreteras regionales


Horarios de interés

Servicios, informaciones, datos de interés


Traducir la Web

TRADUCIR

| CONTACTO | Publicidad |
© (2010) VALLEDELIEBANA.INFO Todos los derechos reservados Aviso legal
| Poner como Página de inicio | Añadir a Favoritos |