Noticias de Liébana


Impuestos locales en Liébana

27/08/2014

La moción que presenta el PP en el Ayuntamiento de Camaleño para que se rebaje el tipo del Impuesto sobre Bienes Urbanos del 0,52 al 0,4% es buena ocasión para que veamos cómo están los impuestos locales en los ayuntamientos de la comarca lebaniega.

En todos los ayuntamientos es el I.B.I., el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, el que más recursos aporta. El IBI tiene dos modalidades, aplicables a los bienes urbanos una, y a los rústicos otra, siendo la primera la que más recaudación genera.

Ésta depende de dos factores fundamentales: el valor atribuido a los bienes, que es el valor catastral, y el tipo impositivo que se aplica. El valor catastral se revisa periódicamente pero no en todos los ayuntamientos al mismo tiempo. Así, los valores catastrales actuales de Tresviso fueron fijados en 1990; los de Camaleño y Cillorigo, en 2000; los de Peñarrubia y La Vega, en 2004; los de Potes, en 2005; los de Pesaguero, en 2006; y los de Cabezón, en 2008. Por lo general, cuanto más antigua es la fecha de la valoración más bajos son los valores.

En cuanto, a los tipos aplicables, los ayuntamientos tienen capacidad para fijarlos, dentro de unos límites, y entre los ayuntamientos lebaniegos hay una importante variación de unos a otros, en lo que influye la fecha de la actualización de los valores. Cuanto más reciente, más bajos son los tipos para compensar el incremento de valores. Así, el que los tiene más bajos es el de Cabezón que, a raíz de la revisión catastral, los bajó al 0,4 para urbana y al 0,45 para rústica. Le sigue Pesaguero, con el 0,42 y el 0,45% respectivamente. Como vemos en el cuadro, siguen La Vega, Camaleño, Peñarrubia y Potes, siendo los tipos más altos los de Tresviso (0,6 y 0,5) y Cillorigo (0,66 y 0,65).

¡Pulse, para ampliar!

Por tanto, si sale adelante la propuesta del PP de Camaleño y bajan el tipo de urbana al 0,4 se pondrá al mismo nivel que Cabezón pese a que sus valores catastrales son más antiguos, con lo que, según el PP, se pretende combatir la despoblación.

Otro importante impuesto municipal es el de los Vehículos, que se paga en función de los caballos de potencia. Cuatro ayuntamientos lebaniegos (Cabezón, Camaleño, Pesaguero y Tresviso) aplican las mismas tarifas, inferiores a las de Cillorigo y La Vega (que las tienen iguales entre sí) y a las de Peñarrubia y Potes, que son los ayuntamientos donde es más caro tener un turismo. En este cuadro se recogen los importes en función de los caballos:

¡Pulse, para ampliar!   

En cuanto a otros impuestos, en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, destaca las facilidades dadas por el Ayuntamiento de Pesaguero, con un tipo del 0,5% frente al 1% de los restantes municipios salvo el de Cabezón que, con el 1,1%, es el que más alto lo tiene.

También es el Ayuntamiento de Pesaguero el que mejor trato da en el Impuesto sobre Actividades Económicas, con un coeficiente del 0,5, frente al 1 del resto, salvo nuevamente Cabezón , que tiene coeficientes entre el 0,5 y el 1,1.

Dejando a un lado las tasas, nos queda un último impuesto local, el del Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, popularmente conocido como “Plusvalía”, que se paga cuando se transmite un inmueble urbano. Solo dos, de los ocho ayuntamientos de Liébana y Peñarrubia, lo tienen en vigor. Se trata de Tresviso y de Peñarrubia, los dos que gobierna el PSOE en la comarca.

Hasta aquí este recorrido por los impuestos locales de nuestros ayuntamientos. Otro día, quizás lo hagamos con las tasas.


También en esta sección: