Noticias de Liébana


Semana Santa en Liébana

04/04/2015

Imagen

El buen tiempo reinante en la comarca de Liébana el jueves y viernes Santo, hizo posible cumplir con las tradiciones religiososas de la Pascua a los lebaniegos y visitantes. Ello ha ayudado a dar realce a algunos de ellos que se vienen celebrando desde tiempos muy remotos en algunas de las localidades de la comarca. Entre los más destacados figuran los del Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

En la jornada del Jueves tuvo lugar en el interior de la Iglesia la representación, concelebrada por los frailes franciscanos guardianes del Monasterio, de la Cena del Señor, con especial momento de recogimiento en el pasaje del lavatorio de los pies del oficiante a un grupo de fieles asistentes al acto, poniendo el final del mismo la procesión en el interior de la iglesia bajo la luz de los cirios.

En lo que se refiere al Viernes Santo, en la explanada del monumento se volvió a vivir a partir del mediodía el recorrido de todas las estaciones del Vía Crucis por un buen número de personas de la comarca, a las que se unieron otras que se encontraban de visita turística. Durante el acto se portaba una gran cruz de madera y en cada una de las estaciones se leían, cantaban y rezaban textos alusivos a cada estación. La cruz y los cirios eran transportados por los fieles asistentes que se turnaban durante las estaciones.

El Lignum Crucis, el mayor trozo de madera que se conserva en el mundo de la Cruz de Cristo, sustituyó a la cruz junto a la entrada de la iglesia principal para seguir hasta el final del acto en el interior de la misma. Terminado el Vía Crucis, se dio a venerar el Santo Madero a todos los asistentes. Por la tarde, tuvo lugar la liturgia de la Pasión y Muerte del Señor y la Vigilia Pascual.

Por otro lado, diferentes localidades lebaniegas también han tenido seguido celebrando sus actos religiosos, ligados algunos de ellos a tradiciones muy antiguas, destacando en la Parroquia de San Pedro de Bedoya la del "Calvario" y la del "Rosario de la Buena Muerte". Precisamente éstas dos son las únicas que en la actualidad se celebran en Liébana. También en Pembes, con el canto del Rosario de la Buena Muerte, se pudo participar en otra de las muestras de esa religiosidad popular, típica de estas fechas.

En la antigüedad, además de los oficios que actualmente tienen lugar entre otras localidades en Potes, era habitual la celebración de Vía Crucis, con estaciones cantadas cuyo contenido ha sido transmitido de generación en generación. Actualmente se intentan recuperar dichas tradiciones.

En lo que respecta a Potes, el Jueves Santo se celebró la Misa de la Cena del Señor tanto en la parroquia como en la Residencia de Ancianos. Mientras que el Viernes Santo, el Via Crucis también se llevó a cabo en ambos lugares por la mañana, y por la tarde la celebración de la Muerte del Señor. Los actos estuvieron presididos por el párroco de Potes y Arcipreste de Liébana Elías Hoyal. (Informa Pepe Redondo).


Compartir en Imagen Imagen

También en esta sección: