Noticias de Liébana


El alcalde de Vega de Liébana envía una carta sobre la tuberculosis a la Consejera de Ganadería

31/01/2015

Imagen

En relación al problema surgido referente a la aparición de tuberculosis en el municipio de Vega de Liébana, el alcalde, Gregorio Alonso, ha enviado una carta a la Consejera de Ganadería en la que le comunica que "ha llegado al conocimiento de esta alcaldía el hallazgo de numerosos casos de pruebas positivas de tuberculosis en la cabaña bovina del municipio, detectados con ocasión de las campañas de saneamiento que en el mismo se han llevado a cabo. Tal noticia, como es fácil comprender, ha provocado alarma y preocupación entre los ganaderos, que no se explican cual pueda ser la causa de tal brote. Según información de la que disponemos, procedente de las Comunidades vecinas y de publicaciones científicas, parece ser que la reaparición de dicha enfermedad trae su causa del contagio por la fauna salvaje. Los investigadores Ana Balseiro, del Centro de Biotecnología Animal SERIDA, y Elías Rodríguez Ferri, Catedrático de Inmunología del Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, en diferentes publicaciones llegan a concluir que "la presencia de tuberculosis bovina en el Tejón en Asturias y norte de España" y la afectación de otras especies como el jabalí, "pueden contribuir a perpetuar la tuberculosis en el ganado doméstico". Esta alarmante conclusión y sus graves consecuencias para la economía de los ganaderos de este municipio de Vega de Liébana, me mueve a interesarme acerca de si por la Consejería de su competencia se han tomado las medidas necesarias para el estudio, control y erradicación de la incidencia de la tuberculosis en la fauna salvaje y el más que posible contagio al ganado doméstico, agradeciéndole de antemano que nos tuviera cumplidamente informados de las mismas.

La Ley de Cantabria 12/2006, de 17 de julio, de Caza, en su artículo 13.1, pone de manifiesto que "la titularidad del aprovechamiento cinegético corresponde a la Comunidad Autónoma". Podrían imputársele, pues, a esta los daños y perjuicios que se pudieran ocasionar a los ganaderos por una falta de vigilancia o de abordaje inadecuado del problema que les refiero si la extensión y el contagio de la tuberculosis bovina trajeren la causa referida.

En todo caso, es mi obligación ponerles de manifiestos que, tales daños, unidos a los causados por lobos y jabalíes, de inexistente o, por lo menos, escasa compensación, así como la generalizada pérdida de ayudas administrativas, están convirtiendo al ganadero de montaña de esta comarca en un sector olvidado, haciéndole muy difícil la viabilidad económica de sus explotaciones.

Como una expresión más de la actitud de esa Consejería ante el problema ganadero de este municipio, quiero recordarle que el pasado viernes 19 de diciembre de 2014, los representantes de los ganaderos de Vega de Liébana y yo mismo fuimos citados por usted a las 10 de la mañana, sin que por su parte acudiera a la cita ni avisara que no iba a acudir, con el consiguiente perjuicio para todos, porque, como bien sabe, vivimos a 130 Km. de Santander y los ganaderos para poder llegar puntualmente han de dejar sus labores cotidianas hechas, con lo que estamos hablando de personas que a las 6:00 hs. de la mañana están atendiendo su ganado para cumplir con su compromiso. Cierto que no fueron todo desgracias, porque, en su lugar, nos atendió, ¡oh milagro!, el Director General de Montes, Sr. Manrique, al que, por escrito, se le había solicitado hacía dos años entrevista en dos ocasiones, sin haber obtenido respuesta alguna.

Así, pues, sirva esta también para solicitarle una nueva entrevista, a la que habré de acudir acompañado por los representantes de los ganaderos, para tratar con usted todos estos temas".

Informa Pepe Redondo.

Enlace relacionado:

Preocupación en Vega de L. por la presencia de tuberculosis en la cabaña bovina


También en esta sección: